Albardilla piedra natural.

Albardilla piedra natural

¿Necesita una albardilla piedra natural para su jardín o muro?

La albardilla piedra natural o también llamado cubremuros se utilizan para proteger el muro a la vez que se embellece el jardín. Para ello, se recomienda utiliza la piedra natural por su elegancia y resitencia.

Se fabrican en formatos standard y a medida de su proyecto en pizarra labrada (superficie relieve natural) y en pizarra lisa (serrada). Están disponibles en 3 colores: negro bierzo, gris veteado y verde de Lugo.

Baldosa de pizarra

Losa, placa, plaqueta y baldosa de pizarra natural

Suelo pizarra verde Lugo

Losa, baldosa y plaqueta para suelo pizarra verde Lugo

¿Neceista un suelo de pizarra para su patio o jardín? Le ofrecemos una gran variedad de pizarra verde para jardín, suelos y revestimientos.

No dude en contactar con nosotros.

Pizarra verde para suelos.

Placa de pizarra verde para jardines.

Slate kerb.

Slate path edging.

Spanish slate slabs.

Green slate tile.

Slate garden tiles.

Spanish slate slabs.

¿Cómo calentar la zona de tu jardín?

¿Cómo calentar la zona de tu jardín?

El confinamiento que sufrimos hace ya un año debido a la pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto las ventajas de tener una zona exterior en nuestra casa, y no solo en verano.

Por suerte, existen diferentes sistemas para calentar la zona exterior de tu vivienda, pudiendo así disfrutar de ella todo el año.

Suelos de pizarra para exterior.
Suelos de pizarra para exterior.

¿Cómo elegir el mejor sistema de calefacción para tu terraza?

¿Ya sabes calentar una terraza abierta? Antes de comenzar a elegir el mejor sistema de calefacción para el espacio, debe evaluar ciertos aspectos básicos de su cualidades y condiciones.

Lo primero es: ¿dónde quieres colocarlo? La ubicación afecta directamente el tipo de estufa que elijamos y el uso del calor, no es lo mismo vivir en una zona de clima seco que en una zona de clima húmedo.

Dependiendo de la temperatura de su ciudad, se recomienda que instale un sistema de calefacción u otro sistema de calefacción. Por tanto, debemos considerar las características del espacio a calentar y los materiales necesarios para utilizar el espacio.

¿Cuál es el rango preestablecido de tamaño de la terraza abierta? Esta es otra cuestión importante, lo ideal es elegir un método de calefacción que se adapte a las necesidades y al espacio. Por ejemplo, los calentadores eléctricos son más adecuados para espacios estrechos.

También debe apreciar el tiempo que pasa en casa, porque si se queda en la terraza todo el día o tiene una oficina en la oficina, entonces necesitará un sistema más potente. La forma más recomendable es instalar un dispositivo que se pueda utilizar durante todo el día para alcanzar la temperatura requerida.

Por otro lado, si está acostumbrado a interiores, puede utilizar un sistema de calefacción rápido más simple y considerar menos soluciones para calentar terrazas abiertas.

El presupuesto es otro factor a considerar, no solo el precio de la estufa, sino también los costos de mantenimiento e instalación del sistema y el tipo de suministro eléctrico requerido.

Esto afecta por completo el mantenimiento y manejo del equipo, e incluso las calorías y calorías consumidas dependerán de ello. Incluso en términos de eficiencia energética, cuál será el resultado de la opción de calefacción seleccionada.

¿Qué tipo de calefacciones existen para tu terraza?

Estufa de butano o propano

Si está considerando cómo calentar una terraza abierta, las estufas de gas butano o propano pueden ventilar bien los espacios al aire libre y son más prácticas porque no requieren enchufes eléctricos. En su mayoría son columnas en forma de pirámide con una altura de 2 a 2,5 m.

También existen modelos con 12 a 70 horas de autonomía, que es una de las mejores opciones del mercado de las grandes terrazas, y para los modelos más potentes, es la mejor opción para hasta 30 metros cuadrados (15 kilovatios). Muchas de estas estufas incluso están equipadas con reguladores de llama para aumentar la eficiencia.

Tienen una bombona de gas (propano, butano o bioetanol) en la parte inferior y un tubo de vidrio que protege la llama y transfiere parte del calor a través de la radiación. Estos dispositivos requieren líneas de gas y reguladores, y en la mayoría de los modelos, el encendido puede ser eléctrico (con solo presionar un botón).

Estufa de biomasa

Desde hace poco tiempo, las estufas de biomasa se han convertido en los productos más demandados en el mercado, especialmente las estufas de biomasa con pellet. Se trata de una biomasa muy barata y limpia. Ha habido muchos temas sobre cómo calentar terrazas abiertas.

Esto no es más que el combustible producido por el aserrín y las virutas prensadas, que liberan bajas emisiones de dióxido de carbono y desechos vegetales; lo más importante, proporciona un calor increíble para las terrazas al aire libre.

Comparado con otros tipos de combustibles, tiene un alto poder calorífico y capacidad de combustión, y tiene un precio económico real. Por tanto, son muy adecuados para calentar espacios amplios con o sin sillones en el rango de 25 m² a 100 m².

Calefacción por infrarrojos

Estos calentadores emiten radiación infrarroja (a base de carbono, cuarzo o halógeno), cuya longitud de onda es específica para la necesidad de calentamiento de corto alcance, por eso el calor no se transmite a través del aire sino a través de las ondas.

El calor radiante se acumula en el suelo, el techo y las paredes y se libera lentamente. Por tanto, genera un calor saludable, no tiene ruidos, gases ni olores, y emite un resplandor romántico cuando se pone el sol.

Por lo tanto, los calentadores de infrarrojos son sin duda la mejor opción para la calefacción exterior. Su elegante diseño permite que se integre perfectamente en cualquier ambiente, incluso empotrado en placa de yeso, por lo que también se pueden instalar en interiores.

Sistemas de aerotermia

La aerotermia es un sistema de aire acondicionado que permite obtener energía del aire a través del intercambio de calor y luego convertirla en calefacción, refrigeración o agua caliente mediante un equipo. Este sistema de aire acondicionado es el más eficiente del mercado porque puede extraer hasta el 75% de la energía del aire.

La aerotermia cubre todos los sistemas que permiten extraer energía del aire. La más utilizada es una bomba de calor aire-agua, que nos permite calentar o enfriar el agua de nuestro hogar. El único consumo de energía requerido es hacer funcionar el motor del compresor, que genera de 3 a 4 kWh de calor por cada 1 kWh utilizado por el motor del compresor.

Suelos de pizarra para jardín.

Aislamiento térmico y ahorro energético.

 El aislamiento térmico en un edificio posee un gran potencial sobre el aumento de la eficiencia energética y el ahorro de energía en un inmueble. Gracias a algunos sistemas de construcción y aislamiento podemos reducir el consumo de energía hasta en un  60% de energía.

¿Para qué el aislamiento térmico y ahorro energético?

Esa gran reducción del consumo de energía permitirá a la vivienda reducir las facturas de energía y aumentar el confort térmico en el interior, además de reducir la contaminación al disminuir en un 30% las emisiones de dióxido de carbono. Además, algunos tipos de aislantes térmicos también tienen la capacidad de ser aislantes acústicos. Si conseguimos ahorrar en energía gracias a un buen aislamiento térmico también podremos reducir el consumo de agua.

Senda en jardín con pizarra serrada entre césped.

Ahorro de energía eléctrica a través del aislamiento térmico

El ahorro energético que conlleva un buen aislante térmico se traduce en una reducción de las necesidades de energía del inmueble y por tanto, en una reducción en la factura eléctrica, que dependerá en gran medida de las características de la envolvente del edificio.

Para que un inmueble esté aislado de manera correcta se debe lograr que los diferentes elementos que se encuentren en contacto con el exterior (muros exteriores, cubiertas, suelos, tabiques y huecos) posean la mayor resistencia posible, evitando las pérdidas de calor y frío.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), una fachada aislada de manera correcta conlleva una reducción en el consumo de climatización del edificio. Veamos un ejemplo:

Un edificio construido en 1975 (con más de 30 años de antigüedad, en el cual no se tuvo en cuenta el aislamiento), se encuentra ubicado en una zona de rigurosos inviernos y veranos bastante calurosos. El edificio posee seis viviendas y una superficie aproximada de fachada de 1000 m2. El sistema de calefacción es de una caldera con gas natural que funciona unos cinco meses al año (de noviembre a marzo), cuya demanda anual de energía es de 132 kWh/m2, lo que supone una factura de calefacción de 895€ al año por vivienda.

Para mejorar el aislamiento se rehabilitaron las cuatro fachadas incorporando un aislamiento basado en pizarra por el exterior y un aplacado. El resultado es que la fachada consiguió aumentar su aislamiento en un 70% y, por consiguiente, se redujo el gasto de calefacción en un 35%. Gracias a ello se pasó de un gasto de 895€ a 585€, lo que supone un ahorro por vivienda de 310€/año.

Es importante aclarar que, aunque el aislamiento térmico en fachadas sea la manera más común de mejorar térmicamente la envolvente del edificio, también es bueno aislar de manera correcta los techos y suelos, así como elegir ventanas y puertas con un nivel adecuado aislamiento térmico, evitando, en la medida de lo posible, los puentes térmicos.

Los tipos de aislantes térmicos más usuales son paneles de lana mineral o fibras de celulosa, espuma de poliuretano, planchas de poliestireno expandido o extruido, vidrio celular, perlita expandida, aglomerado de corcho o la pizarra.

Además, la pizarra no solo nos permite aislar mejor la fachada, sino que le da un toque decorativo que mejorará la imagen del inmueble.

El mejor aislante térmico para ahorrar energía eléctrica en casa

Según diferentes estudios no existe un material aislante muchísimo mejor que el resto, pero sí existen una serie de valores que determinan la eficiencia de cada material.

Para ello se han comparado los aspectos técnicos y energéticos de cada un:

  • Según la valoración de eficiencia técnica: en este aspecto se valoran las capacidades técnicas del material
  • Según la valoración de eficiencia energética: en este sentido se estudia la capacidad del material de reducir la energía que consumirá el inmueble.

Hay que tener en cuenta que el material aislante es el único que se amortiza de todos los materiales constructivos, puesto que produce una reducción del consumo de energía y agua.

Placa de pizarra natural de 2 metros

Placa de pizarra natural de 2 metros de longitud

Placas de pizarra natural de 2 metros de longitud para suelos, jardines, exteriores, totems y escalones.